28 nov. 2010

Myra

Myrafälle, Muggendorf in www.rumboanada.com, photo by Pedro Escobar García


Saltando entre rocas, a un paso de Viena, un pequeño río juega a hacer algo memorable. La rivera de Myra (Myrabach) no se resigna a ser poco más que una tenue banda sonora para el valle de Muggendorf y se tira por un balcón de quinientos metros de desnivel para llamar la atención... Eso sí, poco a poco. El agua baja dibujando arabescos entre troncos y puentes, salvaje durante la Primavera, poco más que un menudo chorrillo en Otoño. Y allá fuimos, a oír cantar las Myrafälle (cascadas de Myra) antes de que los primeros fríos las congelaran. Las aguas que vimos entonces han alcanzado el Danubio mientras tanto y discurren Europa abajo hacia el Mar Negro. Todo fluye, "panta rhei", como decía Heráclito.

Der Myrabach ist klein... Wer kennt den Myrabach? Er wollte unbedingt bekannt sein, besucht werden und, nie mehr ein unwichtiger Fluss bleiben. Was kann ein Bach machen, um Wichtigkeit und Ruhm zu erreichen? Springen! Vielmals, hoch, zwischen den Steinen! Und das macht er, und wie schön! Das Wasser das wir damals sahen, fließt bereits die Donau entlang auf dem Weg zum Schwarzen Meer. Alles fließt, "panta rhei", sagte Heraklit.

3 comentarios:

Lotusteich dijo...

Lo que una persona ve, no es lo mismo que la otra. Aunque sean las mismas cascadas. Ví entonces unas cascadas bien troncadas y ahora veo una foto de unas cascadas ideales. Obra estupenda! Aquí domina el agua, mientras en mi foto dominan las rocas.

Anónimo dijo...

Ich kenne den Myrabach leider nicht. Ich hoffe er ist später dann auch noch da, sollte ich einmal vorbeikommen...

Anónimo dijo...

La foto es bella,pero la descripción que haces de la cascada, la hace aún más bella.
Besos.