27 oct. 2008

El horizonte de San Marco




Desde que me fui de allí, no hago más que volver, en un viaje mental e íntimo, a aquel lugar. Del mar verde brota una iglesia de ladrillo y mármol, una iglesia marina. Porque al igual que el mar, San Giorgio Maggiore cambia de color constantemente. Con los nublados, se contagia instantáneamente del humor gris del mar que la rodea, y cuando el sol hace brillar el mar azul, San Giorgio contesta con un blanco nacarado. A medida que cae la tarde, se sonroja, como si el mar le confiara sotto voce algún secreto ruborizante. La fachada palladiana de mármol, sencilla y hermosa como una poesía, brilla con un fulgor naranja, rojizo, se enciende de luz o de sangre, refulge como si el mármol blanco fuera de repente hierro al rojo. Tan efímero como un susurro, el fulgor se extingue en el manto de terciopelo malva del atardecer, y San Giorgio vuelve a las penumbras, escuchando el murmullo del mar, que en un idioma levantino e ininteligible no puede más que decirle algo así como ti amo.
Por la tarde, las nubes del Adriático, blancas y gigantescas como carabelas soñadas, se acercan a la ciudad. Y es entonces cuando el mar le susurra con más intensidad su eterna canzone d´amore a San Giorgio, cuya fachada nacarada resplandece con el atardecer. El perfil asimétrico de la iglesia se recorta contra las nubes, que empiezan a brillar con los tonos cálidos de la tarde. Y San Giorgio calla y apunta al cielo con su flecha verde de bronce, el campanile encendido como los hornos que cocieron sus ladrillos. Mientras tanto yo, desde mi casa, desde mi ventana, soñaré que soy el Bora y que le robo sus secretos a la Laguna, para llevarlos hacia el Sur y hacia el Oeste, hasta extinguirme en la llanura Véneta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Einfach herrlich, wunderbar: Venedig und verliebt sein.
Was für ein wunderschönes Foto!!!!!!!!

Lotusteich dijo...

Un gran suspiro por este texto, por la foto tan bonita!!!!! Y no te extingas tanto!

Anónimo dijo...

las metáforas brotan tan entusiastas que he quedado prendada de san giorgio. besos.

Fran dijo...

Ma llegao ar arma.... jajajajaja
besos